Municipio:

Llucmajor

Titularidad:

Privada

Precio:

Normal: 2€
Reducido: 1,5 €

Horarios:

Lunes a domingo 10:00 a 17:00 h
Jueves cerrado

Telf:

971 18 01 55

E-mail:

email

Web:

Visite el sitio web

Otros enlaces:

Wikipedia
Talayots
Diario de Mallorca

Servicios:

Recepción
Toiletes
Cafeteria

Icono Yacimientos 45 Capocorb Vell

CapocorbVell está situado a pie de la carretera PMV-6014, que recorre buena parte de la costa sur de Mallorca, de la que podremos disfrutar de unas magníficas puestas de sol y de los vertiginosos acantilados que dibujan este rincón de isla. Este yacimiento arqueológico de Mallorca se encuentra muy cerca de CapBlanc y de Cala Pi, posiblemente el puerto natural del poblado de origen talayótico.

Los restos arqueológicos se encuentran en una zona plana, a unos 100 metros sobre el nivel del mar. Están rodeadas por una área agrícola, algarrobos, almendros, acebuches y pastos de ovejas. Al acceso podemos encontrar un pequeño bar donde tomar un refrigerio y descansar un poco, bajo el sol del verano mallorquín.

Lo más probable es que una vez en el yacimiento de Llucmajor nos quedemos impresionados ante la monumentalidad del mismo. Las características propias del asentamiento y sus dimensiones nos hacen pensar en un centro que debía de vertebrar, a modo de capital o de núcleo central, la vida de los pueblos vecinos.

Podemos decir que Capocorb Vell es el yacimiento talayótico más grande de Mallorca. En el se han conservado tres talayotes circulares, dos cuadrados, veintiocho viviendas cuadrangulares, muchos de ellos con ante-cámara y unidos por una gran muralla. También encontramos un santuario del Periodo Balear y remodelaciones del Periodo Romano.

A pocos metros de este poblado central hay restos de más talayotes, un posible túmulo y otras estructuras, que a falta de ser excavadas hacen pensar en restos de viviendas. La extensión del poblado iba más allá de la zona de acogida, ultrapasando la actual carretera, que afectó gravemente el yacimiento. Por lo tanto podemos pensar, que en un momento inicial se trataría de un gran poblado de la costa sur.

Los orígenes de este poblamiento los podemos situar a de finales del segundo milenio. Esta fecha ha sido obtenida gracias al análisis de los restos de vigas de uno de los talayotes cuadrados. Las vigas, de acebuche, han podido conservarse, puesto que se encuentran en un corredor, donde se han mantenido en unas condiciones óptimas de conservación, y han hecho posible la recogida de muestras para su datación radio carbónica. Este corredor comunica un primer piso con una zona subterránea del mismo edificio, las funciones de la cual se desconocen.

Cómo sucede con otros yacimientos de la isla, de las cenizas de la sociedad talayótica surgió una nueva era, la Balear, caracterizada por la violencia, con el hondero como máximo exponente. Los talayotes dejaron de tener su función original y la vida comunitaria se desplazó a unos edificios en forma de herradura, los llamados santuarios, de los que en Capocorp encontramos uno.

En estos momentos de apertura a la mediterránea de las sociedades baleares, Cala Pi sería un enclave estratégico para la llegada de materias de fuera de la isla: vino, elementos cerámicos y decorativos, provenientes de Ibiza primero y de los territorios itálicos después. Igual que sería un punto de partida de los contingentes de honderos hacia zonas de conflicto, donde lucharían, en un primer momento a favor de las tropas cartaginesas y siglos más tarde junto a Roma, en territorios que ultrapasaban el Mediterráneo.

Después de la conquista romana de la isla, en 123 antes de nuestra era, el poblado que hay en este yacimiento en Llucmajor, y a él llegaron materiales y gentes de varios lugares del Mediterráneo. Una vida que continuó desarrollándose de forma más o menos continuada hasta la Época Medieval, cuando el núcleo fue abandonado definitivamente, y dónde, a pocos metros, se edificó la Possessió de Capocorb Vell, de origen musulmán.