Municipio:

Artà y Santa Margalida

Titularidad:

Públics

Precio:

Gratuito

Horarios:

Abierto permanentemente

Otros enlaces:

Artà Mallorca
Wikipedia
Diario de Mallorca

Servicios:

information panels

Icono Yacimientos 45 Dòlmens de s’Aigua Dolça i son Bauló de Dalt

Los dólmenes de s’Aigua Dolça (Artà) y son Bauló de Dalt (Santa Margalida), son de los pocos dólmenes visitables en los yacimientos arqueológicos de Mallorca. Los dos se localizan muy cerca de la costa, en especial el de s’Aigua Dolça, en la Bahía de Alcúdia, posiblemente desde la cual se establecería alguna relación con la vecina isla de Menorca.

Los dólmenes mallorquines se enmarcan en el conocido periodo dolménico, entre 1900 y el 1600 aproximadamente, antes de la nuestra era. Se trata de estructuras funerarias de carácter colectivo utilizadas en las primeras fases de ocupación de las islas, con una cierta influencia del campaniforme de finales del tercer milenio. También podemos decir, que hay un fuerte parecido entre las tumbas mallorquinas y las documentados entre la región Midi-Pyrénées, sur de Francia, hasta la desembocadura del río Ebro, en Catalunya.

En cuanto al dolmen de s’Aigua Dolça podemos decir que nos encontramos delante de un espacio funerario frente al mar, en un lugar mágico, al cual sólo se acceder andado por el camino de costa que comunica CapFarrutx hasta Alcúdia. Entre Belén y la Colonia de Sant Pere, cerca de Ca los Camps.

Una vez llegados a este yacimiento arqueológico de Mallorca podremos apreciar una estructura circular de poco más de 6 metros de diámetros. En su interior encontramos un corredor con un enlosado de piedras planas que da acceso a una cista cuadrangular, de losas planas y verticales que sobrepasan el metro de altura.

En el interior de la tumba se localizaron 8 cráneos y restos de 34 individuos, acompañados de un rico ajuar funerario compuesto por cerámicas, industria lítica, ósea y elementos metálicos. Este ha sido el único dolmen que se ha podido excavar y documentar sus restos, sin que estos fueran expoliados. Gracias a él podemos saber un poco de este tipo de entierros colectivos, que no se extendieron al resto de la Isla.

El dolmen de son Bauló de Dalt se encuentra en el polígono industrial de son Bauló. En medio de unas naves del siglo XX, parecer resistir y querer dejar constancia de un pasado muy diferente a nuestro presente. Para poder llegar al yacimiento nos tenemos que desplazar a Can Picafort, por la carretera MA-3413. Una vez llegados a la entrada del casco urbano tenemos que girar en dirección Artà, por la carretera MA-12, y a menos de un kilómetro tenemos que entrar al polígono industrial. En la calle Vial 2 Sector 7 encontraremos este recinto funerario.

Este dolmen se caracteriza por situarse encima de una plataforma artificial, la cual da una imagen de sobre elevación del terreno. Esta plataforma es de morfología oval y tiene unas dimensiones de 16 metros de longitud por 9,5 de anchura. Está formada por una serie de losas planas, las cuales se sientan encima de una capa de tierra natural. Encima de la plataforma encontramos un círculo de losas verticales con un diámetro aproximado de 6 metros, el cual cerraría el corredor y la cámara interior, donde se depositaron los muertos. La cámara central está formada por una cista cuadrangular de 4 m2 aproximadamente, de losas verticales. Esta pequeña cámara se comunica con el corredor de acceso a través de una pequeña perforación.

En este yacimiento arqueológico en Mallorca se localizaron 5 individuos y su ajuar asociado, del que hay que destacar el conjunto cerámico y varios fragmentos de instrumental de sílex, el cual no existe en la zona. Este hecho demuestra la existencia de relaciones de intercambio con otras zonas de la isla.