Icono Museos 45 Museu Monogràfic de Pollentia

Servicios:

Accesibilidad
Visitas guiadas

Titularidad:

Estatal

Municipio:

Alcúdia

Dirección:

Carrer de Sant Jaume, 30. 07400 Alcúdia

Telf:

971 54 70 04

E-mail:

email

Redes sociales:

Precio:

Normal: 3,5 €,
Reducida: 2€ (grupos, 3a edad y escolares)

Horarios:

Invierno:
Martes-viernes: de 10.00 h a 16.00 h
Sábados y domingos: 10.00 a 14.00 h
Lunes y festivos: cerrado

Verano:
Martes-sábados: de 9.30 h a 20.30 h
Domingos: 10.00 a 15.00 h
Lunes y festivos: cerrado

Descripción:

El Museu Monogràfic de Pol·lèntia es una sección filial del Museo de Mallorca. Fue creado en 1987 con el objetivo de exponer las piezas arqueológicas recuperadas en su entorno originario, la ciudad romana de Pol·lèntia, en Alcúdia. Gestionado actualmente en colaboración con el Ayuntamiento de Alcúdia. ubicado en la calle Sant Jaume n 29, en el centro histórico de la villa, en el que fue el antiguo hospital de Alcúdia, datado en el siglo XIV. Muy cercano a la iglesia de Sant Jaume y a la muralla medieval, se encuentra a cinco minutos a pie del acceso al espacio arqueológico.

La entrada al Museo nos servirá para acceder al yacimiento. Las pequeñas dimensiones del Museo hacen que no haga falta mucho tiempo para la visita y los objetos que se exponen han sido elegidos a tal fin.

La propuesta museográfica está pensada para intentar mostrar al visitante como era la vida cotidiana de la población de Pol·lèntia a través de este Museo en Mallorca. Por eso las piezas del museo están distribuidas en dos grandes ámbitos: el de la esfera pública y el de la privada. En el ámbito privado se muestran muy distintos objetos del día a día, recuperados durante las excavaciones. Por un lado hay piezas relacionadas con el mundo de la cocina y la mesa. Estas piezas pretenden ilustrar los diferentes tipos de vajilla, desde las más modestas, las más comunes, hasta ejemplares de vasos de cerámica sigilata de gran calidad o piezas delicadas como los vasos de paredes finas. En cuanto a los enseres de cocina se pueden ver, entre otros, piezas de cerámica que contenían huesos de olivas, ollas y cazuelas o una sartén de bronce.

En el segundo conjunto de objetos del espacio privado encontramos piezas relacionadas con el ocio y el atuendo personal. Sortijas, pulseras y collares recuperados sobre todo de las necrópolis de Pol·lèntia. Una pequeña colección de agujas de cabello de hueso destacan por su elegancia. Dados, cubiletes y fichas de juego ilustran los pasatiempos de los habitantes de la ciudad. También se exponen algunos pequeños contenedores de perfumes o cosméticos. O las lucernas con las que iluminaban los aposentos. Las pequeñas estatuillas de Mares o de dioses lares nos recuerdan que en el mundo de las creencias tenía un lugar muy destacado, siendo las divinidades protectoras del hogar y la familia.

En cuanto a elementos decorativos hay que destacar la presencia de la cabeza de bronce, denominado Cap de Nina, que fue encontrado en una de las domus del barrio de la Portella, y que dio nombre a la misma. También se exponen fragmentos de los mosaicos que cubrían las habitaciones de las domus y restos de estucos policromos que daban color a sus paredes. Desgraciadamente no se ha conservado en el lugar ningún resto de decoración mural y la mayoría de los mosaicos se extrajeron de su emplazamiento original.

En cuanto a la esfera pública hay que destacar dos ámbitos expuestos en este Museo en Mallorca: el foro y el mundo funerario. Del primero se ha recuperado la única muestra de estatuaria romana de dimensiones naturales de la isla. Dos figuras femeninas y un toracat centran la atención en la visita al Museo de Pol·lèntia. Para enmarcar el mundo funerario una pequeña muestra de lapidaria, entre la que hay que destacar, por su carga emotiva, la dedicada a la muerte del luchador Pancracio.

Se dedica un pequeño espacio a una muestra de piezas cerámicas, muchas de ellas fragmentos, con símbolos del mundo cristiano.