Icono Rutas 45 Ruta de la Bahía de Alcúdia

El entorno de Son Real y Can Picafort destaca por su belleza, al ser uno de los pocos territorios aún vírgenes que se conservan en toda la Isla de Mallorca.

Este paraje se ha preservado del boom turístico y de la construcción, conservando hasta hoy en día la esencia de la Mallorca más pura. Pasear por su costa permite a uno tener la sensación de estar en una Mallorca de otros tiempos, ya muy lejanos. Fue precisamente elegido este lugar por nuestros ancestros para dar el reposo eterno a sus seres más queridos. Probablemente la belleza de este entorno fuera concebida, por las comunidades prehistóricas, como un lugar cargado de espiritualidad. Hecho que se refleja en que se encuentran gran riqueza de yacimientos arqueológicos literalmente sobre el mar y que destacan sobre todo por su excepcionalidad, como es el caso paradigmático de la necrópolis de Son Real o del conjunto arqueológico del Illot des Porros.

Esta ruta cultural en Mallorca permite realizar excursiones tanto costeras como de interior. Uno puede caminar tanto por playas vírgenes y paradisiacas llenas de historia y patrimonio, como también permite descubrir la cultura tradicional mallorquina, en el centro de interpretación de la finca pública de Son Real. Otra posibilidad es descubrir la rica biodiversidad del entorno en el parque Natural de la Albufera, el humedal más importante de las Islas Baleares.

Esta ruta es perfecta en los meses de primavera y verano para así poderse dar un remojo en sus cristalinas aguas.