Municipio:

Artà

Titularidad:

Pública

Horarios:

De visitas al Parc de Llevant:
De lunes a domingo de 9h a 16h

Telf:

606 09 68 30

E-mail:

email

Web:

Visite el sitio web

Otros enlaces:

Academia
Govern de les Illes Balears
Balears Natura

Servicios:

Recepción
Toiletes
information panels
Visitas guiadas
Family friends

Icono Yacimientos 45 Talaiot de Puig Figuer

El yacimiento arqueológico de Puig Figuer se encuentra en el Parc Natural de la Península de Llevant, Artà. Para poder llegar al Parc iremos hasta Artà. A unos 300 metros en dirección a Capdepera, cambiaremos en dirección Cala Torta y seguiremos las indicaciones, por la carretera PMV-3333, desviándonos en el kilómetro 4,7, hasta llegar al Centro de Información y la oficina del Parc Natural: S’Alqueria Vella de Baix.

Una vez allí, elegiremos el itinerario de subida en el Puig Figuer, que tiene una longitud de un kilómetro y una dificultad baja. A través de él podremos disfrutar del magnífico paisaje de la zona, caracterizado por la presencia de carrizo, palmitos y diferentes animales que pueblan la finca, como halcones peregrinos, gavilanes o tortugas mediterráneas.

Una vez llegados al cerro podremos disfrutar de una magnífica vista. La misma que tuvieron los pobladores de la comarca en el periodo talayótico, momento en qué fue construido este edificio turriforme. Desde allí podremos ver como el ser humano ha ido modelando el paisaje a lo largo de los siglos, construyendo un entorno, del que somos herederos y Puig Figuer es un magnífico testigo.

Cómo ya hemos dicho, este yacimiento arqueológico está compuesto por un único talayote aislado, a pesar de que está rodeado de una serie de estructuras, las cuales a falta de ser excavadas, hacen pensar en muros de reforzamiento de la misma torre o en una posible escalera helicoidal para acceder a la parte superior del edificio. También ha sido documentada una muralla que rodearía el edificio, que dificultaría el acceso al mismo.

El periodo de ocupación del mismo está datado, según restos cerámicos, desde el periodo talayótico, 900 antes de nuestra era (a.n.e.), hasta el momento de la conquista romana, 123 a.n.e., y posiblemente a lo largo de uno o dos siglos después.

La función de este yacimiento en Mallorca, aunque la cronología de las diferentes estructuras es incierta, pero posiblemente sería un elemento clave en la vertebración del territorio, donde hay otros enclaves de diferentes tipologías y cronologías. Por lo tanto, este yacimiento formaría parte de un vasto conjunto de asentamientos, con la función principal, debido a su ubicación, de control y de demarcación de territorio. A través de él se establecería una fuerte conexión entre el interior de la isla y la costa. También sería un elemento clave para poder detectar la llegada de agentes externos al valle, tanto del interior de Mallorca, como del mar.

Este fue el motivo por el cual se utilizó de forma continuada a lo largo del tiempo, hasta que la llegada de una nueva civilización, la romana, con una nueva manera de concebir la isla y su territorio, propició el abandono progresivo del espacio.

Actualmente, este talayote está perfectamente restaurado y es apto para la visita, que se puede complementar mediante audio guías descargables desde la web del parque. También se puede acceder al material didáctico que se facilita en el centro de acogida.

Si quieres disfrutar de la arqueología y de la naturaleza tendrás que acercarte al Parc Natural de Llevant, un espacio lleno de rincones por descubrir.